>

#LoNuevo

Post Top Ad

Your Ad Spot

sábado, 15 de septiembre de 2018

El cine cristiano: la industria más rentable de Hollywood


Un hombre que acaba de sufrir una tragedia familiar (Sam Worthington) recibe una misteriosa carta que le invita a una cabaña en medio del bosque. Allí le espera Dios (Octavia Spencer) para conversar sobre la fe, el dolor y la esperanza. Este es el argumento de una película de verdad. Se llama La cabaña, costó 20 millones de dólares (ha recaudado 100) y lleva dos semanas estrenada en España, pero si no te has enterado es porque no eres su público objetivo: el denominado "cine cristiano" lleva una década generando beneficios millonarios sin que nadie le preste atención. Hasta hoy. Sony ha fundado una subdivisión dedicada exclusivamente a producir películas cristianas.

La palabra de Dios y la palabra de Hollywood son tradicionalmente antagonistas. En el siglo XVII la linterna mágica (un juego de luces y sombras, considerado el antecedente del cinematógrafo, que proyectaba imágenes en movimiento en la pared) era empleada en congregaciones religiosas para recrear historias bíblicas. Posteriormente, los misioneros en África utilizaron la linterna mágica para enseñarles a los nativos (mediante lo que esos nativos consideraban magia) las bondades del cristianismo. Solo 15 años después de la invención del cine, en 1910, el reverendo Herbert Jump publicó un tratado con el título de Las posibilidades religiosas de las películas. Pero la propuesta no cuajó y en 1913 la mayoría de estados norteamericanos prohibieron la construcción de cines a menos de 60 metros de las iglesias. Lejos de aliarse, las parroquias consideraron que Hollywood representaba un vellocino de oro que promovía la codicia, la lujuria y, esencialmente, todos los pecados capitales a la vez.

"El cine ha contribuido más a mi vida espiritual que la iglesia", escribió John Updike. "Mis ideas respecto a la fama, el éxito y la belleza se originan en la gran pantalla. Mientras que la religión está retrocediendo en todos los territorios y perdiendo más y más influencia, las películas han llenado ese vacío y los proporcionan mitos e imágenes", dijo. Updike describió así el germen de la rivalidad entre la industria del cine y el cristianismo: Hollywood nos ofreció un nuevo lugar de peregrinación, las reuniones sociales dejaron de congregarse en las iglesias los domingos para hacerlo en los cines los viernes y, lo más pernicioso, las películas proponían un nuevo sistema de valores. El público del siglo XX ya no medía su existencia mediante la religión, sino mediante la cultura pop. Las estrellas de Hollywood eran veneradas como dioses, una práctica politeísta y pagana.

Hollywood y la religión siguieron sin hablarse hasta 2003, cuando apareció un mesías cultural que supo emplear la magia del cine para predicar la religión. Alex Kendrick (pastor de la Iglesia baptista de Sherwood en Albany, Georgia) recolectó 20000 dólares en donaciones y, con ayuda de voluntarios, escribió, dirigió, produjo, protagonizó, editó, compuso la banda sonora y diseñó la fotografía de Flywheel. La película se centraba en uno de los bastiones culturales de la América más chocarrera (el vendedor de coches usados) que se arrepentía de sus trucos estafadores y abrazaba la fe cristiana. Todo le iba mucho mejor a partir de esa conversión. Flywheel vendió medio millón de dvds y permitió la fundación de la productora cristiana Sherwood Pictures, la empresa de cine independiente más exitosa del siglo XXI.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();

Post Top Ad

Your Ad Spot

Nosotros

Sobrenatural Fm Es la primera emisora cristiana juvenil de america, con una programacion diferente, dinamica que el publico joven entiende y recibe

Páginas