La Pornografía en el Matrimonio Cristiano - Sobrenatural Fm
>

#LoNuevo

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 3 de mayo de 2017

La Pornografía en el Matrimonio Cristiano

La pornografía es casi tan vieja como el mundo. Ya existía la costumbre en los tiempos prehistóricos de dibujar o hacer estatuillas con caracteres sexuales exagerados; éstos tenían grandes senos como es el caso de las Venus paleolíticas, y también existían falos prominentes, aunque la intención de esta representación no era sexual, sino pedir a los dioses fertilidad y  buenas cosechas.

El término “pornografía” tiene su origen en las palabras griegas πόρνη («pórnē», «prostituta») y γράφειν («gráphein», «grabar, escribir, ilustrar») y el sufijo -ία (-ía, «estado de, propiedad de, lugar de»), es por lo tanto su significado “descripción o ilustración de las prostitutas y de la prostitución”.

Todo aquel material representa el acto sexual, y  el objetivo de estas representaciones es la excitación sexual del receptor.

La pornografía se manifiesta de múltiples maneras, tanto en el cine, la escultura, fotografía, literatura, pintura. Y últimamente ha tenido un gran auge a través del internet.

Encontramos en la India templos hinduistas construidos hace más de 2500 años con decorativos en relieve o esculturas que muestran parejas un momento de la cópula.

A medida qla pornografia en el matrimonio, destruye, bibliaue el cristianismo fue tomando auge, toda manifestación gráfica se convirtió en un tabú, pero no desapareció completamente, sino que permaneció escondida por mucho tiempo para tomar relevancia en la época del renacimiento y posteriormente, tener su entrada triunfal en la década de los setentas que se hizo más explícita en todos los sentidos. Surgieron diferentes clasificaciones para catalogar la pornografía en diferentes categorías para que el público pudiera escoger cuál era el nivel de pornografía que deseaba ver, existiendo diferentes clasificaciones.

Tipos de pornografía:

Existen varios tipos de pornografía: la llamada softcore (X) en esta forma de pornografía no se muestra el sexo explícito, no incluye primeros planos de genitales (masculinos y femeninos) tampoco muestra penetración y felaciones.

Midiumcore o pornografía convencional, es aquella donde los modelos enseñan la totalidad del cuerpo en posturas más o menos provocativas. Revistas famosas por este tipo de pornografía son Playboy y Penthouse.

Hardcore (XXX). Es el género pornográfico más extremo, muestra explícitamente el acto sexual, ya sea vaginal, anal u oral, o con aparatos o cualquier otro tipo de utensilios. De este tipo existen varias subdivisiones como son: heterosexual, como sexual (masculino o femenino) y bisexual. Convirtiéndose este último en el sexo más explícito que podía existir.

Algunas personas son fervientes defensores de la pornografía, basándose en la libre expresión que existe en los países. Aunque algunos países como China la prohíben completamente. En otros como Estados Unidos y países europeos prácticamente es de libre difusión como cualquier otra clase de arte.

El inicio de la pornografía en la vida del ser humano comienza prácticamente un poco antes de la adolescencia, y es cuando el joven, o muchacho tiene acceso a revistas o imágenes que encuentra en casa de sus amigos o aún en su propia casa, muchas veces estas revistas son dejadas por los adultos y los niños las encuentran y comienzan a explorar y a sentir excitación por la representación gráfica de la desnudez. Para que el hombre quede prendido de la pornografía puede ser tan simple como una sola foto mostrada en la computadora. El joven siente una gran excitación cuando ve por primera vez la desnudez de un adulto.

En la niñez el cuerpo no representa prácticamente ninguna atracción. Pero hay una gran diferencia cuando el joven ve el cuerpo desnudo del sexo opuesto, la excitación puede ser muy intensa, quedándole grabada en su mente de una forma muy fuerte, que le recordará por el resto de su vida. A medida que los jóvenes van desarrollando y su cuerpo empieza a sentir una gran atracción por el sexo opuesto, es cuando la pornografía entra de lleno en la vida del ser humano, pues le sirve al joven como un medio para desahogar sus instintos sexuales. Acordémonos que el joven en esta etapa está sufriendo un gran cambio hormonal, en el varón la testosterona se incrementa grandemente produciéndole cambios muy importante en su vida, la voz se hace más grave, se le desarrolla la manzana de Adán, los órganos sexuales le crecen, se le empieza acumular semen en la vesícula seminal, los testículos comienzan a fabricar gran cantidad de espermatozoides. En este estado el joven se encuentra muy propenso a la auto estimulación usando imágenes de contenido explícito.

Es en esta etapa de la vida, donde las jovencitas también tienen grandes cambios en su cuerpo, le crecen los senos, se le desarrolla el vello púbico y axilar, y también sufre un gran cambio hormonal. Convirtiéndose la jovencita en una persona muy llamativa al sexo opuesto, dando lugar a la exploración en el sexo, aún cayendo las jovencitas en prácticas lésbicas.  Es en este momento cuando se hace necesaria la pornografía, comenzando en su etapa más suave o “Softcore”, siendo utilizada por los jóvenes como un sustituto al verdadero acto sexual. Se comienza con un material bastante moderado a manera de exploración, y poco a poco los jóvenes pasan a un material gráfico más explícito y revelador, incrementándose el placer en el uso de dicho contenido, y poco a poco se va haciendo más frecuente, hasta convertirse en una práctica diaria que llega a tal extremo de convertirse en compulsión.

La pornografía transforma la mente del individuo, se pierde todo valor de la realidad, ya el sexo opuesto no es algo que se valore porque se llega a tal extremo de creer que el  sexo opuesto no vale la pena. El cuerpo de la mujer se considera como algo que no tiene por qué valorarse porque se llega a pensar que esta persona vale lo mismo que un personaje de revista o película pornográfica. Perdiendo todo sentido de apreciación o valoración del sexo opuesto. La pornografía nos lleva a tratarnos unos a otros como objetos o máquinas de placer. Llevando a los jóvenes a tal extremo que se aíslan completamente para vivir dedicado de lleno a la autosatisfacción por medio de la pornografía. Convirtiendo su vida en un mundo de fantasía. Esta obsesión lo convierte en un esclavo de la pornografía y del sexo, perdiendo la atracción por el sexo opuesto real. El joven llega a  considerar demasiado complicadas las relaciones interpersonales para llevar a cabo el proceso del noviazgo y comprometerse a una vida de realización plena. Llegando a tal extremo que el hombre tiene temor de enamorar a una mujer por estar obsesionado con la masturbación.

¿Cuál es el impacto de la Pornografía en la familia?

Después de iniciada la relación marital en la pareja, cuando el hombre y la mujer se llegan a conocer completamente a través del acto sexual, poco a poco el interés mutuo va decayendo, y el hombre que ha estado envuelto en la pornografía comienza a fantasear con las imágenes que han quedado grabada en su mente y se imagina que su relación sexual es con el personaje que más ha cautivado su imaginación, por sus senos grandes y por la forma idealizada del cuerpo femenino del cual estaba acostumbrado a ver en sus prácticas anteriores. Lo mismo podemos decir de la mujer que había estado en vuelta en este tipo de prácticas, compara el tamaño del pene de su esposo con el de los personajes que tiene en su mente por el uso de la pornografía, y también llega a pensar en que es necesario que su pareja le haga lo que ha visto en la pornografía.

Realmente la pornografía se convierte en algo muy dañino en la familia, especialmente, cuando se empieza a comprar este tipo de material por la satisfacción que brinda. Y la pareja no está experimentando el placer sexual que le brinda su compañero, sino, en su mente son los personajes pornográficos los que toman en lugar de su vida. Al llegar a esta etapa, ya la vida en pareja ha sido sustituida por un mundo de personajes imaginarios que tienen los cuerpos más desarrollados, con una anatomía que no se puede asemejar a la de la pareja. Llegando a tal extremo que antes de iniciar la relación sexual se ven forzados a ver primero la pornografía para poder “ encender” sus deseos sexuales, y ya el sexo practicado de esta manera se convierte en algo completamente irreal, llegando al extremo de practicar actos que ya no tienen nada que ver con la realidad de una pareja normal.

La Infidelidad Virtual: El uso de la pornografía dentro del matrimonio

Según vimos en el párrafo anterior, cuando la pareja depende de la pornografía dentro del matrimonio, lo que está sucediendo es que ninguno de los dos esta realizando el sexo con su pareja, sino, con los personajes que han estado viendo en la película pornográfica. Ahora, ¿por qué la pareja no debe usar la pornografía para excitarse? Muy sencillo, porque al hacerlo, lo que está sucediendo es una infidelidad virtual.

Por el hecho de ser tan accesible la pornografía en nuestro tiempo, prácticamente la tenemos pegada a nuestros ojos, y cuando venimos a sentir caemos en la compulsión de depender de ella en todo momento, esto quiere decir, antes de la relación sexual, o como un sustituto de esta relación cuando estamos solos. Hemos llegado al extremo de que aun estando la esposa acostada a nuestro lado, de escondidas, ponemos la pornografía para masturbarnos, olvidándonos de satisfacer sexualmente a nuestra pareja.

Otro aspecto en que afecta mucho el uso de la pornografía, es la infidelidad real. Ya que el hombre ve a una mujer cuando anda en la calle, en el trabajo, de compras, etc. Anda pensando en esos personajes que ha visto y que tienen idealizados en su mente, y ya le ponen especial atención a las personas que conocen en las diferentes situaciones y sienten el deseo de conquistarlos para llevar a cabo las prácticas sexuales que han visto en la pornografía. Esto, por supuesto, aumenta la tasa de infidelidad entre las parejas. Hasta llegar al extremo de que tanto o el hombre como la mujer empiezan a tener fantasías de tener a otra mujer en la cama junto con la esposa, una mujer puede tener la fantasía de realizar el acto sexual con dos hombres al mismo tiempo. Este es el resultado del uso indebido de la pornografía en el matrimonio.

El pretexto que tenemos en nuestro tiempo es: ¿por qué no hacer uso de la pornografía para tener un mayor éxito acción y así aumentar el placer sexual? Muchas veces la pareja cuando estaba acostumbrada a esta práctica se hace la siguiente pregunta: ¿por qué no podemos ver una película pornográfica juntos antes de acostarnos en la cama? Con la justificación que lo hacen juntos, sin ponerse a pensar en los resultados descritos anteriormente. La realidad es que esto es un autoengaño, porque la esposa y su esposo no lo están haciendo juntos, al hacerlo, lo que están haciendo es engañarse mutuamente, y al mismo tiempo están invitando a otras personas a la intimidad el matrimonio, y en lugar de hacerlo mejor, cada día su relación sexual tiende a disminuir porque no se están incitando entre ellos mismos, sino, a través de personajes que han invitado a su intimidad que son completamente diferente a ellos. Además se reduce su excitación y debilita lo que sí puede incrementar la pasión genuina entre dos personas que se aman.

¿Por qué no lo están haciendo juntos?

Porque a la hora de acostarse el esposo se excita mirando fotos de mujeres en vez de mirar a su esposa. La esposa se excita para ver la imagen de otro hombre. Al momento de que lleguen a la cama para realizar el acto sexual ninguno de los dos está pensando en su pareja si no en los personajes que acaban de estar viendo, por lo tanto, no lo están haciendo juntos. Lo que están haciendo es engañando uno al otro. Porque aquí cabe hacer una pregunta ¿con quién están teniendo sus relaciones sexuales? Probablemente están en el acto sexual al mismo tiempo pero es bien claro que no están compartiendo el acto sexual el uno con el otro, si no, con los personajes que acaban de estar viendo. El hecho que éstos no están presentes físicamente es sólo un detalle. Pero la Biblia es bien enfática cuando dice:

No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adúltero con ella en su corazón. Mateo 5:27-28.
Para los que somos románticos qué cosa más de ellas sería para una pareja agarrarse de las manos y mirarse los ojos amor y desear besarse, abrazarse, acariciarse, por el simple hecho de sentir amor el uno por el otro, la Biblia menciona unos pasajes muy bellos con respecto a esta situación:

¡Oh,  si él me besara con besos de su boca!  Porque mejores son tus amores que el vino. A más del olor de tus suaves ungüentos, Tu nombre es como ungüento derramado; Por eso las doncellas te aman. Atráeme;  en pos de ti correremos. El rey me ha metido en sus cámaras;  Nos gozaremos y alegraremos en ti; Nos acordaremos de tus amores más que del vino; Con razón te aman. Cantares 1:2-4.
La expresión “hacer el amor” se refiere exactamente a esta situación que nos habla el libro de Cantares. La relación en el matrimonio tiene que ser de amor, se puede notar el amor con solo la mirada entre un hombre y una mujer, y yo creo, que es todo es mucho más atractivo que estar viendo una escena pornográfica. Porque cuando existe el verdadero amor en el matrimonio, nuestros corazones vibran al unísono con la persona amada, y cuando nuestros labios se juntan se enciende una llama tan intensa que nuestros corazones sienten como que tuvieran estuvieran apretados, pero es una sensación tan intensa, que nos hace vibrar. No es necesario realmente recurrir a la pornografía para poder un ternero un encuentro sexual satisfactorio entre dos personas que se aman, que están acostumbrados a darse en muestras mutuas de afecto. Esto nos lleva a vivir un romance tan precioso que pueda durar todo una vida. Incluso es tan intenso este sentimiento, que hay veces que me necesario ni siquiera tener una relación sexual, basta con estar abrazados mimándose uno con el otro, en un abrazo tierno y dulce con besos apasionados. Quién va a necesitar introducir en una relación así a extraños personajes pervertidos para que nos puedan incitar, si ya nuestros corazones están llenos de amor y de un sentimiento tan agradable que completan nuestro deleite.

La razón por la que podemos llamar al acto sexual: “hacer el amor” es porque les puso se vierte asimismo en completa comunión y deleite de servir y complacer a su esposa, y la esposa siguiente exactamente lo mismo, como un interés tan grande que se entrega completamente con todo su amor al esposo. Todo lo contrario esto sucede cuando introducimos en esta relación perfecta la pornografía, ninguno de todos está atento a su pareja, cada uno está pensando en sí mismo.

¿Por qué la pornografía reduce la excitación sexual de la pareja?

Cuando la pareja introduce la pornografía dentro del matrimonio, cada uno está haciéndolo como otra persona, que sería el equivalente de estar usando a su pareja simplemente para masturbarse. Y esto es sólo parte del problema, porque tenemos el caso que las fantasías pornográficas llegan a ser adictivas, arruinando completamente la relación de la pareja, el amor simplemente desaparece, y sólo queda el placer sexual. Y este placer sexual desgraciadamente no es normal, porque no es inducido por la pareja y por lo tanto ya no hay excitación sexual entre uno y el otro, porque se han sustituido por extraños. Llega un momento en que la fantasía llegará a perder a su poder rápidamente, entonces para ser excitado otra vez, se necesitará una nueva fantasía, y así sucesivamente, hasta perder la magia y el encanto de una pareja enamorada, convirtiéndose ambos en simples adictos a la pornografía.

La pornografía es destructiva en vez de constructiva

Como vimos al inicio de este artículo, la pornografía va entrando paulatinamente en nuestra vida, podríamos decir, de una manera inconsciente que se va acrecentando cada vez más, convirtiéndonos, al principio, en personas acostumbradas a ver imágenes de desnudos, pero paulatinamente vamos quedando atrapados en ella, hasta convertirnos en adictos y esclavos de ella. La Biblia habla con respecto a esto que ya que hemos sido liberados del pecado no consintamos en volvernos en esclavos de él.

Porque en cuanto murió,  al pecado murió una vez por todas;  mas en cuanto vive,  para Dios vive. Así también vosotros consideraos muertos al pecado,  pero vivos para Dios en Cristo Jesús,  Señor nuestro.  No reine,  pues,  el pecado en vuestro cuerpo mortal,  de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias;  ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad,  sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos,  y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.  Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros;  pues no estáis bajo la ley,  sino bajo la gracia. ¿Qué,  pues?  ¿Pecaremos,  porque no estamos bajo la ley,  sino bajo la gracia?  En ninguna manera. ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle,  sois esclavos de aquel a quien obedecéis,  sea del pecado para muerte,  o sea de la obediencia para justicia? Pero gracias a Dios,  que aunque erais esclavos del pecado,  habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado,  vinisteis a ser siervos de la justicia. Romanos 6:10-18
Cuando la pareja cae, por diferentes razones en la pornografía, creyendo que la necesitan para resolver su problema sexuales, lo que realmente están haciendo es desatendiendo la parte que más necesitan trabajar, y ésta es: atender su matrimonio como debe de ser siguiendo las enseñanzas bíblicas, que nos dicen que no podemos consentir el picado en nuestras vidas. El libro del Cantar de los Cantares no está por gusto en la Biblia, Dios lo incluyó porque es una bella muestra de el amor y la emoción que se vive en el romance de una pareja. No hay cosa más bella que sentir atracción por la persona amada, y de sillar la en nuestro corazón para darle toda nuestra ternura, todo nuestro afecto, todo nuestro amor, sin necesidad de recurrir a medios externos para hacerla feliz con sentimientos puros que Dios ha puesto en nuestros corazones.

Desdichadamente, el uso de la pornografía, no solamente destruye lo que debe arreglarse, sino también, como hemos visto distrae a la pareja llevándolo por caminos tortuosos, que en vez de dar satisfacción y un sentido de realización completa en el matrimonio, lo que hace es: llevarla a la frustración y destrucción de su vida matrimonial. Por eso Dios nos dejó su manual para que nosotros encontremos en la villa y el discernimiento por medio del espíritu Santo para vivir una vida plena sin la esclavitud del pecado. Porque la pornografía es esclavitud al pecado.

Cuando una pareja está enfrentando problemas en su relación sexual o matrimonial, lo que debe de hacer es buscar la asesoría de una persona especializada en estas situaciones. En toda iglesia debe haber personas especializadas en consejería matrimonial, la cual le ayudarán de una manera adecuada para salir de las crisis que puedan tener, y así llegar a una vida plena sin la esclavitud del pecado de la pornografía.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();

Post Top Ad

Your Ad Spot

Nosotros

Sobrenatural Fm Es la primera emisora cristiana juvenil de america, con una programacion diferente, dinamica que el publico joven entiende y recibe

Páginas